domingo, marzo 19, 2006

Proyecto FOTOCAT
El compromiso de un investigador con toda una comunidad…
Por Marcos A. Benítez

Entre 1983 y 1985 fue editor jefe de UPIAR Research in Progress (Milán, Italia). Fue Vicepresidente 1º y Director de Investigaciones de Fundación Anomalía. Reconocido desde 1998 en Marquis Who´s Who in the World. O entrevistado por la Revista Española de Defensa en enero de 2001, son algunos de sus logros más significativos en su carrera como investigador de los fenómenos aéreos anómalos.

Sus publicaciones no pueden estar ausentes en las bibliotecas de aquellos que se precien de ser estudiosos de la materia. OVNIS: El fenómeno aterrizaje, Plaza & Janés (Barcelona, 1978, 1979, 1984), Los OVNIS y la Ciencia (con Miguel Guasp), Plaza & Janés (Barcelona, 1981, 1989), Investigación OVNI, Plaza & Janés (Barcelona, 1984), Enciclopedia de los encuentros cercanos con OVNIS (con Juan Antonio Fernández), Plaza & Janés (Barcelona, 1987), y uno de mis favoritos el cual recomiendo, Expedientes insólitos, Temas de Hoy (Madrid, 1995). Todos ellos son de obligada consulta para temas relacionados con la investigación ovni.

Pero no voy a escribir de lo que ya ha aportado Vicente-Juan Ballester Olmos a la Ufología moderna, no. Sino que voy a escribir de lo que actualmente está haciendo y de lo que el resultado de su metódica obra va a suponer tanto para la comunidad de investigadores y estudiosos, cómo para todo aquel interesado en la fenomenología ovni. Se trata del ambicioso Proyecto FOTOCAT.
A la derecha, una imagen que guardo con gran cariño. A mi derecha, Vicente Juan Ballester Olmos. A mi izquierda, Don Antonio Ribera y Jordá. Ojalá, le hubiese conocido antes. Esta imagen, tomada por mi esposa Esperanza Butrón, quizás fuese la última de Don Antonio en un acto público con ufólogos.

¿Qué es FOTOCAT?

En palabras del propio Ballester Olmos, físicamente FOTOCAT es un archivo en Excel de casos OVNI (Objetos Volantes No Identificados) y OVI (Objetos Volantes Identificados), en los cuales se ha obtenido una fotografía, película o vídeo de lo avistado. Dicho archivo contiene diferentes columnas de datos en las que se registran la fecha, la hora, el lugar y país, nombre del fotógrafo o testigos, características fotográficas especiales, referencias y como no, en caso de existir, la explicación del mismo.

El compromiso del investigador valenciano es que, una vez completado, el catálogo completo se hará accesible desde Internet para la libre consulta de toda la comunidad mundial, de manera que todos nos beneficiaremos de un trabajo titánico que Ballester Olmos inició en el año 2000.

Como he dicho antes, es un proyecto ambicioso y en el que actualmente se está trabajando a destajo, o full time, como Ballester gusta decir. Prueba de lo que digo, son los cerca de 6.500 casos que a marzo de 2006 tiene perfectamente catalogados.

Llegar hasta aquí sin la ayuda y apoyo de grupos, asociaciones e investigadores de todo el mundo hubiese sido tarea imposible. Y a pesar de lo ya avanzado, FOTOCAT necesita aún de la colaboración de todos nosotros. El catálogo está siempre en constante crecimiento. Y los casos registrados en él todavía no son todos los existentes. De ahí, que su autor esté centrando ahora en la recopilación de casos antiguos y de ahí, que en estos momentos no se recojan casos posteriores al 31 de diciembre de 2005.FOTOCAT es internacional. Y de ahí que la ayuda recibida no sea solo la de la comunidad española. En el blog de Ballester Olmos http://fotocat.blogspot.com/ encontramos un noticiario trimestral en donde vemos la enorme cooperación internacional que este proyecto está concitando.

Como puede ver el lector, el poco más de medio siglo de ufología contemporánea, ha dado para mucho en lo que se refiere a avistamientos ovni en los que, de una manera u otra, se ha logrado registrar el paso físico de lo observado. Y queda la evidencia, para ser objeto de análisis. Por supuesto que todavía hay muchísimos casos por incluir (Ballester Olmos ha cifrado en 20.000 el total de casos fotográficos mundiales) y la colaboración de todos es imprescindible para poder recuperarlos. Poderlos incorporar a FOTOCAT y así, el investigador del mañana podrá contar con una potente herramienta en forma de base de datos.

La información de FOTOCAT es amplia y abundante y el gestor de este proyecto se ofrece para remitir datos locales a los investigadores que lo soliciten. El lector interesado en colaborar puede dirigirse a cualquiera de los enlaces habilitados para ello y consultar. Si decide ayudar, puede hacerlo mandando un correo a http://es.f266.mail.yahoo.com/ym/Compose?To=fotocat@anomalia.org